¿Tienes ropa de cama adecuada para el invierno?

¿Tienes ropa de cama adecuada para el invierno?

Llevar un buen control de la ropa de hogar es tan importante como llevarlo de la ropa que te pones todos los días. Seguro que no quieres que llegue el frío y te encuentre sin suficiente ropa de abrigo para tu cama y, mucho menos, para las de tus hijos.

Hay momentos en los que es muy importante hacer recuento de qué ropa de abrigo se tiene y cuál puede hacer falta, por ejemplo en las siguientes circunstancias:

  • Cambios de etapa en los niños. Cuando el niño deja de ser un bebé y pasa de dormir de una cuna a una cama puede aprovechar, tal vez, algunas cositas, pero necesitará ropa de cama nueva en la medida de su nueva camita. También se dará un cambio cuando el niño pase a ser ya un chico más crecido y deje de querer dormir en una habitación con muñequitos de niño pequeño. Y, nuevamente, al llegar a la adolescencia. Por eso, con los niños, lo mejor es revisar cada año con lo que se cuenta.
  • Cambios en el mobiliario. Si has cambiado tu habitación y has aprovechado para poner una cama más grande durante este verano, es posible que tus colchas, rellenos nórdicos y sábanas térmicas ya no te sirvan. Lo mismo te puede ocurrir si tu cama es del mismo tamaño pero tu colchón es muy alto, ya que esto hará que necesites sábanas más grandes.
  • Mudanzas. Las mudanzas siempre hacen que se acaben perdiendo cosas. Si te has mudado de casa y no has abierto todavía las cajas de ropa de invierno hazlo antes de que llegue el frío para asegurarte de que lo tienes todo y de que está en perfecto estado. Si necesitas reponer cosas que se han perdido o se han dañado, cuanto antes lo sepas antes podrás organizarte para comprarlas y menos problemas tendrás cuando llegue el frío de verdad.

Si te ves en cualquiera de estos casos y tienes que comprar mucha ropa de cama de una sola vez, nuestro consejos es que adquieras ahora lo más importante e imprescindible y que esperes a comprar el resto cuando lleguen las rebajas de enero. Estas rebajas te permitirán conseguir ropa de cama a muy buen precio cuando todavía queda mucho invierno por delante para aprovecharla y disfrutarla. Así ahorrarás dinero y no tendrás que comprar tantas cosas a un tiempo.

Leave a Comment