¿Un dormitorio infantil en estilo nórdico?

Si estás pensando en decorar la habitación de tu hijo o hija y te preguntas si la decoración de estilo nórdico es adecuada para los dormitorios infantiles (ver ejemplo), la respuesta es “sí”. Te contamos por qué.

 

El estilo nórdico o escandinavo viene ganando terreno en las últimas temporadas y no es por casualidad. Esta tendencia decorativa logra con su simplicidad bien conjugada que las estancias de la casa resulten luminosas, amplias y acogedoras al mismo tiempo. Aunque parezca un contrasentido, la acertada combinación de los tonos blancos con materiales naturales como la madera logran aporta calidez y luz al mismo tiempo.

 

De esta forma, con una decoración nórdica bien ejecutada conseguimos un ambiente elegante, moderno, funcional y relajante, algo muy importante cuando hablamos de dormitorios infantiles.

 

Los dos puntos clave de este estilo son el color blanco y la madera. El blanco es el color protagonista de paredes, muebles y suelos. Este color amplia visualmente las estancias y refleja la luz natural, creando espacios más luminosos.

 

Para que no resulte frío hay que jugar con pequeñas notas de color en contraste, que se pueden aplicar en los textiles, los complementos decorativos y los imprescindibles juguetes.

 

Los muebles ideales para este tipo de espacios deben ser de madera natural, de líneas puras y muy funcionales, ya que uno de los principios de la decoración nórdica es que los espacios sean sencillos y prácticos.

 

La madera, junto con el hierro forjado y el mimbre son los materiales estrella que proporcionan la calidez necesaria al dormitorio. Lo mejor es que la madera sea maciza y en tono natural o teñida en tonos blancos o muy claros. El hierro y el mimbre se pueden utilizar en lámparas, barras de cortinas, muebles auxiliares y otros complementos.

 

Para completar una buena decoración de inspiración nórdica hay que tener en cuenta algunos detalles fundamentales. En los países escandinavos son muy típicos los muñecos de trapo y los juguetes de madera, que no pueden faltar en el dormitorio de tu hijo o hija.

 

En cuanto a los textiles, los estampados que mejor encajan son los de formas geométricas. Como complemento decorativo puedes utilizar guirnaldas alrededor del cabecero de la cama y un zócalo de madera o de papel pintado para las paredes. Esto es especialmente útil en los dormitorios infantiles, ya que nos permite limpiar las manchas con facilidad y renovar la decoración con poco esfuerzo.

 

Si quieres más ideas te sugerimos que visites la tienda de muebles online (ver ejemplo) que ahora están en auge, donde encontrarás propuestas inspiradoras para decorar el dormitorio de tu pequeño.

Leave a Comment