Devuelve el parquet a su estado original

Devuelve el parquet a su estado original

En decoración y diseño arquitectónico moderno no falta la estructura hecha por madera, elemento y material que por años se considera como lo primordial a la hora de conseguir un ambiente casi perfecto y con ámbito de naturaleza adicionado al modernismo.

Al ser proveniente de algo natural, se toma la madera como un material fino y de representación pura, amantes del vintage reconocen este gran gusto por la madera, así como se ven fascinados por aquella perfección en esa imperfección, viene de lo impredecible pero increíblemente hermoso.

Es por ello que contemporáneamente se le da un nombre exacto a un suelo amado por los más aficionados al tema el “parquet”, nombre aplicado a láminas de madera natural que se utiliza para la decoración con un grosor de 2,5 milímetros, fuera de ello deja de considerarse parquet.

Tal vez ha escuchado o le suena “Acuchillar el parquet para eliminar impurezas” y bien, esta premisa nace porque acuchillar el parquet es una de las formas principales para restaurar este tipo de suelo a su estado casi original, evitando así gastos mayores en otro.

Y este necesita mantenimiento como cualquier otro suelo, e incluso más ya que hablamos de un elemento natural que es afectado por factores externos como la temperatura y humedad.

Este proceso se lleva a cabo con máquinas modernas adaptadas a la contemporaneidad, estas máquinas se encargan de lijar y pulir así como incluyen también un sistema de aspiración para residuos.

¿Cómo se acuchilla el parquet?

Ya que este proceso se tendrá que realizar el algún momento inevitablemente el Acuchillar el parquet para eliminar impurezas es un proceso perfecto para cuando se ha deteriorado el barniz y los protectores superficiales de la madera.

Así que tal vez le sea de interés el proceso llevado a cabo para este trabajo.

Lo primero es dejar la habitación vacía totalmente, retirar todos los muebles para comenzar el lijado del espacio. El motivo de esto es trabajar con comodidad sin objetos obstruyentes y no ensuciar muebles con restos y virutas de madera.

El segundo paso es el lijado mediante una máquina de rodillo, esta máquina combina tanto trabajo como limpieza ya que consta de una aspiradora capaz de recoger polvo, virutas y otras impurezas que puedan salir resultantes del lijado. Este proceso levanta el barniz dejando la madera lisa.

Por último el barnizado, una vez dejado el suelo liso y sin impurezas presentes es momento del último paso. Este depende del usuario y el tipo de madera, de esto dependerá el tipo de barniz utilizado, se suelen hacer múltiples capaz en un plazo de 48 horas.

Así de esta manera, luego del proceso ver resultados tan maravillosos como una madera totalmente semejante a una recién adquirida.

Imagen 3

Leave a Comment