¿Cómo conseguir que tu cama esté más fresca en verano?

¿Cómo conseguir que tu cama esté más fresca en verano?

El punto clave en verano es la ropa de cama, como vamos a ver, es muy importante para que la cama esté fresca. Pero también hay que tener en cuenta ciertos consejos que harán que tu habitación esté a la temperatura adecuada. El primero de ellos es contar con estores o cortinas que no dejen pasar el calor y mantenerlos cerrados mientras luce el sol.

Al llegar la noche, cuando el sol deja de brillar, se pueden abrir las ventanas para airear el cuarto y que se renueve el aire. En muchos lugares, en esta hora comienza a hacer algo de fresco lo que permite que la habitación coja una temperatura adecuada para dormir y muy agradable.

También es recomendable fregar con agua fría poco antes de acostarse ya que esto también refresca el ambiente. Así que en lugar de hacerlo por la mañana, se puede hacer por la tarde y se consigue que descienda un grado en el termómetro, lo que siempre se va a agradecer para poder dormir a gusto.

Las sábanas más frescas que puedas imaginar

Para el verano no hay nada mejor que las sábanas de algodón cien por cien. Son las más frescas de todas y también las más adecuadas para estar seco aunque se sude porque resultan naturalmente transpirables. Además, al sudar, es frecuente que la piel se irrite y el algodón es muy respetuoso con la piel, evitando roces que pueden avivar la irritación.

Aunque es conveniente protegerse muy bien del sol, más de uno nos hemos quemado alguna vez por accidente en los primeros días de playa. Si te sucede esto, agradecerás tener sábanas de algodón sobre tu piel tan sensible en esos momentos.

Las colchas de verano, por si las moscas

Las colchas de verano son muy finas y le dan a la cama toda la frescura necesaria. Ideales para quienes no son capaces de descansar igual, si no tienen una colcha en cama ya que no les dará calor, pero sí esa sensación que buscan.

Pero, además, el frescor de estas colchas también tiene que ver con sus estampados y colores. Predominan los colores claros como el blanco y los motivos florales, que hacen que las colchas de verano se vean todavía más propias de la estación.

Y para quienes les sobra todo cuando hace calor, estas colchas pueden apartarse cómodamente y no ocupan prácticamente sitio a los pies de la cama.

Leave a Comment